Los emprendedores tienen en sus manos el futuro del empleo

Escrito por Jesus Dugarte en

Vivimos la era tecnológica más democrática de la historia, en donde una start-up formada por 2 jóvenes tiene exactamente la misma capacidad que una enorme compañía trasnacional. Esto se debe en una gran parte a la democratización de la nube y la manera de trabajar colaborativa que las nuevas generaciones llevan como bandera en este planeta enormemente competitivo.

Las start-ups, que nacen con grandes ventajas como hacer que lo digital sea un aliado potente y el no tener restricciones corporativas habituales que se interpongan en su camino, han hecho que su agilidad para crear y la velocidad con la que se montan en las nuevas tecnologías, sean factores que el día de hoy las compañías más grandes procuran imitar.
Es esta flexibilidad tan característica del ecosistema emprendedor lo que ha hecho -además de esto- que se produzcan nuevos trabajos que ya antes ni tan siquiera alcanzábamos a ver. La relevancia de los emprendedores como los generadores del autoempleo en un planeta en el que la tecnología está reconsiderando los trabajos no debe escapar de nuestras vistas.

Los avances en tecnología que vemos cada día, como la Inteligencia Artificial, van a conducir a formas de trabajo renovadas y es la generación de los emprendedores “digitalmente nativos” la que reconsiderará las fuerzas de trabajo y el de qué manera estas se relacionan con la tecnología.

Una investigación dirigido por el IBM Institute for Business Value, que compendia la opinión de 15,000 jóvenes entre 13 y 21 años -residentes en 16 países de todos y cada uno de los continentes-, halló que esta generación que aprendió a hacer click ya antes de charlar y que ingresará a la universidad con una enorme ventaja, representa un valor emergente de 44,000 millones de dólares americanos.

¿Se imaginan el poder que tiene esta generación que el día de hoy está dedicando sus mejores años a crear y a crear? ¿Han pensado en la manera en que cambian el de qué manera percibimos y edificamos los nuevos trabajos?

Y me quiero detener un minuto acá para meditar en las start-ups que han surgido como proyectos de universidad o bien aquellas que son realmente el primer empleo de sus autores. El día de hoy los jóvenes emprendedores han dejado atrás el apreciar una carrera en el planeta corporativo para lanzarse a crear, a emprender una, otra y las veces que sea preciso hasta afianzar los proyectos de sus sueños.

Pues si algo sabemos de es cierto que sueñan a lo grande y se autoeducan para desarrollar las habilidades que estos sueños les demandan. Es cada vez más usual ver a desarrolladores, programadores y codificadores menores de 20 años aprendiendo en plataformas digitales. No en una universidad o bien una clase concreta, sino más bien online, por medio de vídeos que suben jóvenes de exactamente la misma o bien menor edad. El futuro está en ellos y en de qué manera abrazan las nuevas tendencias para especializarse sin ambición de un título.
Sabemos que en 10 años, todo el planeta va a ser un desarrollador o bien un ingeniero de software y el idioma del planeta va a ser el código. Los desarrolladores son los nuevos tomadores de resoluciones.

La naturaleza del trabajo cambia y precisamos entender de qué manera amoldarnos y aprender nuevas habilidades de trabajo. Quizá el día de hoy todos deberemos ser más emprendedores y capaces de edificar nuestros negocios, adoptar una forma diferente de meditar y romper con lo tradicional para dar un paso adelante en la conquista de las nuevas habilidades.

En los últimos tiempos, IBM ha puesto al alcance de todas y cada una de las start-ups con menos de 5 años en el mercado, sus servicios de infraestructura y plataforma en la nube por medio de su Programa Global para Emprendedores (GEP) brindando un apoyo de hasta $250 mil dólares americanos en créditos a ser empleados en su nube abierta a fin de poder ser utilizados desde tecnologías tradicionales hasta tecnologías de punta como servicios de Internet de las Cosas (IoT), Blockchain y Watson, entre otros muchos.

0 comentarios: