¿Tienes nuevo trabajo? aplica estos consejos para triunfar

Escrito por Jesus Dugarte en
¿Has encontrado un nuevo empleo?, ¿al fin has logrado ese pues tanto deseabas o bien has logrado nuevos clientes del servicio si eres autónomo?, desde acá te damos la bienvenida, mas no te pienses que ya lo tienes todo hecho. De ahora en adelante deberás probar tu calidad y tu grado de profesionalidad. Por si acaso no lo sabías, los primeros meses en un nuevo trabajo son esenciales para asentarte en ese puesto. Si lo haces bien el éxito va a estar más que garantizado. ¿No sabes de qué forma actuar en estos meses iniciales?, despreocúpate, ahora te explicamos ciertos hábitos que debes adoptar para lograr ser un referente en tu nueva empresa.

Propónte objetivos y también procura alcanzarlos

Una vez entres en tu nueva empresa, una de las primeras cosas que debes hacer es realizar una lista con los objetivos a los que deseas llegar. Es esencial que estas metas sean alcanzables, olvídate de las cosas utópicas o bien difíciles de momento. Recuerda que estás comenzando, conque debes ir con pies de plomo. Si ya tienes tus objetivos bien definidos, no olvides repasarlos prácticamente de forma diaria. Examina cómo te encuentras actuando, cuál es el camino que has escogido para lograr dichas metas y sé crítico contigo. ¿Lo voy a estar haciendo bien?, ¿qué puedo progresar?, son preguntas esenciales que debes ir repitiéndote para superar todos y cada uno de los desafíos que te has planteado anteriormente.

Busca soluciones siempre y cuando puedas

Cuando llegas a una nueva empresa probablemente te halles con abundantes inconvenientes. Tal vez el procedimiento trabajo de esta entidad no te persuade totalmente o bien sencillamente estás habituado a desarrollar tus labores de diferente forma. ¡No pasa nada!, no todas las compañías trabajan igual y es por esta razón que no debes centrarte en efectuar críticas o bien establecer comparaciones, por el hecho de que eso sería tu perdición. Lo mejor que puedes hacer a este respecto es ser una persona proactiva, probar meridianamente todo cuanto comentaste en la entrevista que te hicieron y frente a los problemas… ¡soluciones! Piensa de forma independiente y plantea todo cuanto se te ha ocurrido a tu equipo e inclusive a los jefes. La mejor forma de calar en una nueva empresa es mostrarte ante todo positivo y con ganas de sacar todo el trabajo que se pueda adelante.

Tu modo de vida te va a marcar en el trabajo

Por más que seas un genuino profesional y te guste el trabajo que desarrollas, muy frecuentemente es posible que no rindamos tanto como podemos. ¿Por qué razón?, lo cierto es que en estos casos el modo de vida que llevemos incidirá de forma notable en nuestro trabajo diario. Los especialistas aseguran que a lo largo de los primeros meses en una nueva entidad los empleados tienden a adoptar hábitos vitales más saludables y este hecho hace que seamos considerablemente más productivos y aumentemos nuestro desempeño. Por servirnos de un ejemplo, puedes efectuar más ejercicio, dejar de lado vicios dañinos como el tabaco o bien aun comer de forma más saludable. Son pautas de vida que te van a ayudar mucho en tu nueva andanza.

Ser más sociable es una cosa que jamás falla

Cuando llegas a una nueva empresa te asignan un equipo de trabajo. Probablemente vas a estar sentado al lado de otros compañeros y claro está las relaciones con tus compis más próximos siempre y en todo momento acostumbran a ser buenísimas mas, ¿conoces a todos los otros empleados que están en la compañía? Muy frecuentemente, las entidades son bastante grandes y no sabemos quién está tras otros departamentos. Una vez hayas establecido esas relaciones con tus más próximos, es el instante de ampliar dichas relaciones y también ir conociendo poquito a poco a el resto empleados. Un café, un acontecimiento o bien aun una asamblea pueden asistirte a conseguir este propósito.

Hacerte conocer en las asambleas

En ocasiones es posible que las asambleas nos den un tanto de vértigo, no obstante debemos concienciarnos de que son una genial ocasión para hacernos conocer. ¿De qué forma?, muy simple. En una asamblea de trabajo podemos probar todo cuanto valemos y hacer ver a nuestros jefes que hicieron la mejor elección en el momento de contratarnos. Es esencial que mostremos cuál es nuestra experiencia en el campo en el que desarrollamos nuestra actividad, del mismo modo que asimismo es esencial que ofrezcamos nuestra opinión. No le tengas temor a las asambleas, participa en ellas desde las primeras semanas que te halles en tu nuevo puesto.

Los jefes no son malos

¿No deseas cruzarte con tu jefe? ¡fallo!, ni te imaginas lo valioso y enriquecedor que puede ser charlar con él. De este modo vas a mostrar de qué forma eres y naturalmente la profesionalidad que tienes. Date a conocer en los primeros meses que estés en la compañía y seguro que de este modo vas a sacar siempre y en todo momento cosas en positivo. Además de esto, debes procurar siempre y en todo momento entender la visión del líder de la entidad y examinar de qué forma puedes llegar a un punto de comprensión de manera fácil. Comprende qué realmente les importa y haz todo lo que es posible por lograr una simbiosis perfecta. De igual modo, algo similar debes hacer con el CEO de la entidad. Si hallas un buen comprensión el éxito va a estar más que asegurado.

Invierte en tu motivación
Seguro que en muchas ocasiones mientras que te hallas en tu puesto has pensado que muchas de las labores que efectúas son hastiadas o bien que de forma directa no te aportan nada. Lo peor de todo es que consideramos que esas labores que tan poco nos motivan son las que nos hacen perder más tiempo. ¿Estamos en lo correcto?, para nada. Para eludir caer en esta rutina lo que debemos hacer es examinar exactamente en qué invertimos nuestro tiempo a lo largo de nuestra jornada de trabajo y también procurar organizarnos para ocupar el menor tiempo posible en esas labores que tan poco nos agradan y ser considerablemente más productivos en las otras que nos satisfacen. De esta forma realizaremos todo el trabajo que nos mandan y encima no nos desesperaremos.

No te olvides de lo que dejas atrás

Como es lógico, cuando se llega a una nueva empresa estamos empezando una nueva andanza, mas esto no desea decir que debamos olvidarnos de todo cuanto dejamos atrás. Probablemente tengas un pasado laboral y, en lugar de olvidarte de tu vieja empresa y compañeros, debes hacer todo lo contrario: siempre y en todo momento tenerlos en psique. ¿Por qué razón?, avivar las relaciones con tus precedentes colegas puede enriquecerte mucho como persona y como profesional. Habla con ellos de tu nueva experiencia, intercambia información y adquiere un mayor conocimiento para progresar en tu nuevo puesto. Recuerda que todo cuanto puedas conseguir de más será positivo para tu nueva aventura, conque siempre y en todo momento en lo posible procura tener todo esto muy presente.

Jamás afirmes no

Por último, es esencial que comprendas que en los primeros acompases que des en tu nueva empresa, es esencial que te muestres siempre y en todo momento presto a todo, aun cuando las situaciones pienses que no las puedes supervisar. Si te ofrecen una oportunidad… ¡tómala!, este positivismo siempre y en todo momento será idóneo para que prosigas medrando en la entidad. Ya va a haber tiempo de meditar bien todos y cada uno de los movimientos que vas a realizar para efectuar tu labor, mas lo primero es mostrarte con ganas de encararte a cualquier situación o bien rol que te ofrezca tu nueva empresa. No lo pienses, y aventúrate, recuerda el refrán que dice… ¡quién no expone no gana!

0 comentarios: