¿Soy trabajoadicto? Consejos para reconocer si es uno de ellos

Escrito por Jesus Dugarte en
La adicción al trabajo es un comportamiento consistente en la dependencia absoluta a las labores laborales. Quienes sufren esta adicción, pueden llegar a ver sus relaciones personales estropeadas y quedarse en paro puede suponer una grave y profunda depresión. Los sicólogos Ovidio Peñalver  y María Dolors Pero examinan estas situaciones.

“Se preocupa en demasía por el trabajo, conducido por una motivación incontrolable y también invierte tanto tiempo y esmero en este que le impide efectuarse en otras áreas esenciales de la vida”. De este modo define la gaceta Journal of Managerial Psychology al adepto al trabajo.

Ovidio Peñalver, del Instituto Oficial de Sicólogos de la villa de Madrid, presenta datos de una investigación  que efectuaron la Universidad Politécnica de Valencia, la Universidad Jaume I  y la Universidad del País Vasco, en el que se concluye que entre un 10% y un 15% de la población activa es trabajoadicta.

Perfil

El trabajoadicto se vanagloria de que tiene mucho trabajo. Acostumbra a ser varón, de urbe, y de clase media o bien alta. No sabe delegar labores a otras personas que trabajan con él y le resulta complicado trabajar en equipo debido a los niveles de demanda que solicita a el resto.

Conforme Dolors Pero, su comportamiento es apremiante, y busca una satisfacción inmediata. “No forma una enfermedad mental”, apostilla. Y añade: “Puede sentirse culpable si no trabaja y esto le puede producir una subida de los niveles de ansiedad”.

La necesidad de que les admiren es para ellos imprescindible y elevada. Más que buscar dinero y beneficios económicos, tratan de lograr el mayor éxito posible y, para alcanzarlo, consideran que es preciso trabajar más horas de las que tiene pautadas, apunta esta especialista.

La sicóloga los define como exigentes, competitivos y también intranquilices, y añade: “Experimentan cansancio y también irritabilidad cuando no trabajan los fines de semana, si bien tratan de completar con trabajo los huecos libres que tienen. Además, se sienten culpables si no trabajan y esas horas de relax, caso de que las empleen en lectura, el tema central acostumbra a estar relacionado con su trabajo”.

Ovidio Peñalver diferencia entre las dos situaciones. Mientras que el alto desempeño prolongado deja el cansancio algunas veces y gozar de otros instantes no laborales, “los trabajoadictos están condenados a la irritabilidad, hiperactividad e inclusive pueden llegar a sufrir anginas de pecho, infartos, ansiedad y agobio debido a su adicción”.

Pero agrega que “el profesional de alto desempeño es capaz de parar y percibir el éxito que ha conseguido, al tiempo que el trabajoadicto es inútil de percatarse de los logros logrados, y además de esto no sabe en qué momento parar de trabajar”. Para este último, el tiempo trabajado pasa con fugacidad.

Qué favorece la adicción
Peñalver identifica ciertos factores que están en el entorno que favorecen la aparición de este inconveniente.

1.- Actividad profesional dedicada a las ventas beligerantes.2.-  Etnias empresariales que premian la actitud que tienen.3.-  Temor al despido, sobre todo en periodos de crisis económica.

Consecuencias

Asimismo apunta ciertas consecuencias que acarrea este inconveniente, distinguiendo 2 áreas en las que estas personas pueden tener inconvenientes.

1.- A nivel laboral. Si bien en un comienzo las horas extra pueden verse

retribuidas con incrementos de salario o bien ascensos, en un largo plazo la demanda cara el resto acarrea a demandarles exactamente el mismo ritmo. No saben delegar, y eso puede producir enfrentamiento en la compañía y mal entorno.2.- A un nivel personal. Hay gente que se refugia en su puesto para evadirse de inconvenientes en casa o bien con la familia. Si se sostiene el ritmo, esa red de personas, que es precisa en el caso de quedarse en paro, por poner un ejemplo, corre el peligro de deshilacharse.

Si bien su ambiente próximo le sugiera que trabajan demasiado, como en el caso de cualquier adicción, no acostumbran a ser capaces de reconocerlo y siguen con su modo de vida.

DATOS

Oficios con más adeptos. Dolors Pero aclara que, generalmente, los trabajos entre los que hay más adeptos, acostumbran a ser médicos, ejecutivos de banca, de finanzas o bien de asesoría y cronistas. Estos, en  un principio, niegan que tengan un inconveniente, mas puede reconocerse y tratarse.

Terapia. Ovidio Peñalver apunta que la terapia a proseguir no se aleja del que se prosigue por cualquier adicción: 1.- Conciencia del inconveniente. dos.- Análisis de dónde y desde en qué momento puede venir esa adicción. tres.- De qué manera y por qué razón se ha configurado esta forma de actuar. cuatro.- Diseño de un plan de acción específico, con horarios de trabajo, y, paralelamente, busca de actividades para gozar del tiempo libre.

0 comentarios: