Sauna y hamacas en la oficina: las nuevas formas de las compañías para progresar su productividad

Escrito por Jesus Dugarte en
Para bastantes personas tener que levantarse de la cama para viajar al trabajo es algo muy aburrido, especialmente cuando sienten que podrían utilizar su ordenador portátil y trabajar en el cobijo de sus hogares.

Por consiguiente, ¿qué pueden hacer las compañías modernas para tener contentos a sus trabajadores y, al tiempo, progresar su producción?

Una idea, entre las compañías tecnológicas, es la de entremezclar el ocio con el trabajo.
Por poner un ejemplo, en la compañía de servicios de trasferencia de dinero, TransferWise, en la ciudad de Londres, se pueden localizar patines, hamacas e inclusive algo poco frecuente en lo que esta empresa fue pionera: un sauna.

Esta empresa, como múltiples otras del área tecnológica, considera que este género de oficinas asisten a crear una cultura donde los empleados gozan en el trabajo y, como resultado, son más productivos.

Para los críticos, beneficios de este género, son, sencillamente, ventas de humo.
“Puede que los trabajadores jóvenes gocen de estas ventajas”, afirma Clare Coatman, del Congreso de Sindicatos de Comercio de R. Unido (TUC, conforme sus iniciales en inglés), que representa a la mayor parte de los trabajadores del área. “Pero estos beneficios deben añadirse en lugar de reemplazar a un buen sueldo y condiciones laborales”, agrega.

“Las gratificaciones son agradables, mas no pagan las cuentas“, apunta.
Entorno agradable

Taavet Hinrikus, creador y directivo de TransferWise, afirma que el propósito del sauna, como de otros beneficios en las oficinas de su empresa alrededor del planeta, es el de “crear un entorno donde los trabajadores den lo mejor de sí mismos”.

Buscar un sitio donde todo el planeta trabaje en exactamente la misma planta era esencial. De ahí que, la mayor parte de las ideas para amueblar y decorar la oficina fueron de los empleados.

El resultado fue una mezcla de lugares destinados a efectuar determinadas labores.
Existen algunas cabinas insonorizadas para charlar por teléfono, cómodos asientos blandos y hasta una cocina con música ambiente: todos los viernes hay una lista de música que incluye desde cantos gregorianos hasta los Bee Gees.

Hamacas para relajarse son ciertos de las ventajas de los empleados.

Asientos cómodos para trabajar a gusto.Mesa de ping-pong cerca de la cocina.Un monopatín para adultos para desplazarse..Inez Miedema, una alta ejecutiva de TransferWise, aceptó que cuando sus progenitores visitaron las oficinas y vieron a gente jugando futbol en sus computadores, y le preguntaron si allá se trabajaba.

Recientemente, cada equipo tiene indicadores de desempeño para asegurar que hacen un buen trabajo, y aquellos que no lo consiguen van a ser confrontados.
Bulto monetario

Conforme Miedema, la flexibilidad laboral y la oficina moderna atrae el talento, mas no es la única atracción, asimismo lo es el sueldo.

Las compañías tienen sus ojos puestos en contendientes y empresas afines para equiparar los sueldos. Y como el negocio se ha aumentado, asimismo lo ha hecho el bulto de otros beneficios que se ofrece a los empleados.

Realmente, la juventud quiere seguridad laboral y progresión en sus sueldos, lo mismo que cualquier otra generación de trabajadores, conforme la sindicalista Clare Coatman.
Un informe de la asesora PwC, afirmó que la progresión en sus carreras laborales es la primordial prioridad de los llamados “millennials” -un término usado para las personas nacidas entre 1980 y 1999- que aguardan ascender velozmente en las compañías donde trabajan.

Alrededor del 52% afirmó que esto los motivaba más que la competitividad de los sueldos.
El inconveniente, conforme Coatman, es que estos tienen poquísimas esperanzas laborales. Esta teoría se hizo eco en una reciente encuesta comisionada por la Real Sociedad para el Promuevo de las Artes, Manufacturas y Comercio (RSA por sus iniciales en inglés) que sugirió que menos de uno de cada diez empleados consideraron que “todos los trabajos son justos y decentes”.

“Como resultado los jóvenes pueden decantarse por mudar de trabajo en lugar de batallar por progresar las condiciones del presente puesto”, afirma Coatman.

Philip Ross afirma que la oficina moderna debe ser fluida.Una pequeña compañía tecnológica puede, de forma fácil, hacer que la oficina resulte atrayente para los empleados jóvenes, mas, ¿qué sucede con compañías más grandes y tradicionales?

“Muchos empleados pueden transportar su escritorio con ellos, por norma general de forma digital en un ordenador portátil”, afirma Philip Rose, director de UnWork.com, que fomenta nuevas formas de trabajar.

Los empleados jóvenes, considerablemente más al día con la tecnología, pueden trabajar en cualquier sitio. Entonces, ¿para qué exactamente incomodarse en subir a un autobús lleno de gente, o bien sentarse al volante de un vehículo en un atasco, para llegar a una oficina aglomerada?”.

Las prioridades en una oficina para los empleados fueron “calidad de aire, luz natural, buena acústica y genial café y comida”. Mientras que la motivación para los empresarios fue un recorte del 30% en los costos de propiedad por persona, merced a la utilización del espacio de forma más eficaz.

Conforme Ross, las oficinas deberían permitir a los trabajadores moverse de forma fluida y trabajar con colegas implicados en exactamente las mismas actividades. El diseño del edificio debería animar a las personas a comunicarse frente a frente en lugar de a través del mail y asambleas formales.

Y podría haber una aplicación que afirme quién está libre para comer, como quién trabaja en un proyecto afín. De forma opción alternativa, podría enseñar si ciertos colegas tienen intereses comunes, como correr maratones, o bien que vayan juntos a comer.

Ross apuntó, no obstante, quela moda de compartir espacio laboral puede complicar que los empleados puedan conseguir un lugar sosegado para trabajar solos.
En suma, afirma que se precisan zonas en la oficina para realizardiferentes géneros de labores.

0 comentarios: