Por qué razón en ocasiones no te resulta conveniente ser “ mismo” en el trabajo

Escrito por Jesus Dugarte en
“Sé tú mismo”, es el consejo de tendencia como fórmula para desarrollar tu carrera.

Lo escuchas en todas y cada una partes, desde por la parte de líderes empresariales en salas de reuniones, hasta en los alegatos del día de graduación en la universidad.

Es tan común, que aun ciertas empresas lo usan como herramienta en sus procesos de reclutamiento.

Michael Friedrich, vicepresidente de ScribbleLive, una compañía

de software canadiense, es alguien que se esmera por cumplir ese consejo de manera exitosa.
Para Friedrich, ser mismo implica emplear pantalones cortos para trabajar, o bien decirle a clientes del servicio potenciales que duerme en el piso de la sala en casa de un amigo, mientras que halla un sitio donde vivir.

Hasta el momento, jugar con sus reglas le ha dado resultado.

Ha logrado trabajos bien retribuidos merced al dominio de idiomas, y al perfeccionamiento de habilidades para relacionarse con etnias diferentes, algo que consiguió viajando por el planeta, no en la universidad.

Michael Friedrich se despide de sus colegas ya antes de comenzar una senda en bici hasta Alemania, de más de 1.200km. Detalles de su vida que admite y también incorpora en su desempeño profesional.Y pese a su comportamiento poco usual, ganó un esencial ascenso en ScribbleLive.

“No me preocupo por la imagen, en el sentido tradicional. Soy como soy”, comenta este ejecutivo de 44 años.

“Me admito como soy, y lo celebro“.

Mas ¿ser mismo es buen consejo para todo el planeta? ¿Qué tanto de tu personalidad debes enseñar a tus colegas?

¿Este comportamiento es más conveniente para todos o bien solo para ciertos?
Límites turbios

“Ser mismo” puede transformarse en algo contraproducente en ciertas circunstancias, advierte la maestra Herminia Ibarra, especialista en comportamiento organizacional y liderazgo en la Escuela de Negocios de la ciudad de Londres y el Insead, en Francia.

Su investigación sugiere que las personas que han sido ascendidas encaran un peligro real de fallar en sus nuevos trabajos si tienen una imagen fija de lo que es su personalidad “auténtica”.

En lugar de amoldar su comportamiento a su nuevo estatus, prosiguen comportándose precisamente igual a de qué manera eran ya antes de ser promovidos.

¿Te terminan de ascender? Herminia Ibarra aconseja no comportarte de exactamente la misma forma que acostumbrabas a hacerlo.Según Ibarra, alguien que se considera una persona abierta y sociable puede compartir en demasía sus pensamientos o bien sentimientos, con lo que pudiese perder verosimilitud y objetividad.

“Una simple definición de ‘auténtico’ es ser sincero con uno mismo, mas eso asimismo puede ser quién soy el día de hoy, de qué manera he sido siempre y en todo momento o bien quién voy a ser mañana”, explica Ibarra.
Sostenerte atento

Para Ibarra, ciertas personas pueden decir que son “auténticas” solo para continuar en su zona de confort.

Llegado el instante de enfrentar cambios, “muchas veces afirman ‘eso no es para mí’ y usan la idea de sostenerse ‘auténticos’ para no crecer”.

La sencillez con la que amoldas tu comportamiento para ajustarte a nuevas situaciones depende qué “camaleónico o bien “fiel-a-ti-mismo” eres.

De este modo lo describe Mark Snyder, sicólogo social en la Universidad de Minnesota, quien creo un test de personalidad para medir lo que llama escala de autovigilancia.
Los camaleones manejan su vida tal y como si fuera una ocasión para interpretar una serie de papeles, eligiendo esmeradamente sus palabras y acciones por siempre dar la impresión adecuada.

Los camaleones cambian de color conforme donde se encuentren… Y quienes se comportan “camelónicamente” en el trabajo tienen mayores ocasiones de avanzar profesionalmente, afirman los especialistas.Por el contrario, los “fieles-a-sí-mismos” usan su interacción social con otros para trasmitir una versión de ellos sin filtros.

Snyder advierte que el inconveniente con ser “tú mismo”, tratándose de tu carrera, es que los camaleones tienen cierta ventaja.

Eso se debe, a que en muchos trabajos, singularmente aquellos en los puestos gerenciales altos, procuran aspirantes con habilidades para acomodar su comportamiento conforme la situación donde se hallen.

De qué manera ascender

Otras investigaciones sugieren que solo cuando consigues mejorar en la escalera gerencial es cuando consigues el permiso, el poder y las ocasiones para ser genuino.

Toma tiempo para conquistar lo que los sociólogos llaman “méritos por idiosincrasia“.
“Las personas con más trayectoria han tratado, experimentado, efectuado ensayo y fallo con diferentes versiones de su ser. Y lo que les ha dado resultado, lo preservan para afianzar su estilo“, apostilla Ibarra.

“Estas personas le afirman -con buenísima pretensión- a estudiantes y empleados más jóvenes que sean ‘ellos mismos’, olvidando que han pasado por un proceso de 30 años para llegar a ese nivel”.

Ser “tú mismo” solo puede asistirte hasta un punto. Mas es esencial que puedas apoyar tus rasgos de personalidad con resultados.Al respecto, Jeremiah Stone, una caza talento de Hudson RPO, en la ciudad de Nueva York, destaca que una parte del riesgo de recomendarle a alguien que “seas mismo” es que pueden llegar a meditar que eso es todo cuanto precisan hacer.

“No quiere decir que irás a una entrevista de trabajo o bien a una oficina y te marchas a comportar tal y como si estuvieras con tus amigos”.

“Quiere decir que interacciones con otros en forma genuina, que puedan querer quién eres, qué cosas son esenciales para ti y cuáles son tus valores”, comenta Stone.

“No es un mal consejo. Sencillamente, no es particularmente muy útil“.
Aun, Friederich no está persuadido del “sé mismo” como una práctica muy sabia, singularmente para los muy jóvenes.

“Ser uno mismo es un consejo que tiene un paso anterior, por el hecho de que ¿de qué manera puedes ser mismo si aún no sabes quién eres?”.

“Primero conócete a ti y descubre qué cosas te hacen feliz“.

0 comentarios: