Navidad en la empresa: ¿por qué razón es esencial?

Escrito por Jesus Dugarte en
La Navidad es una data que las compañías deben aprovechar para fortalecer sus nudos cariñosos con los cooperadores

Datas como Navidad y Año Nuevo son aprovechadas por las compañías para robustecer los valores corporativos de la compañía, pues se abre la posibilidad de poner en práctica acciones que unan al personal en términos sensibles, como la camaradería, el compañerismo, la participación y la fidelidad.

En ciertos casos, las compañías organizan un programa singular con el propósito de aprovechar la data para compartir un cómputo final de la compañía, con miras a comunicar las metas del próximo año, solicitando el compromiso de todos para lograr los objetivos trazados. Para Miguel Ugaz, especialista en temas de comunicación corporativa de MU Marketing & Content Lab, el significado de estas festividades va alén de lo religioso, con lo que las compañías deben ver estas celebraciones más como una inversión que como un gasto. “Las celebraciones navideñas son una buena ocasión para crear memorias comunes, las que, a cargo de un comunicador eficiente, pueden transformarse en contenido de valor para fortalecer la pertenencia al colectivo y alinear esfuerzos”, explica Ugaz.

Una cena navideña, un camino fuera de la oficina o bien un almuerzo en un restaurant, pueden contribuir significativamente a la fidelización de los empleados con la compañía. Aunque el guión debe ser parte de una estrategia de comunicación corporativa, el instante ha de ser percibido como un espacio de esparcimiento entre trabajadores, con lo que no se deben tratar temas laborales de forma extensa.

Los directivos deben intentar producir un  entorno que fomente la integración, comenzando por ellos mismos, pues otro de los objetivos ha de ser el fortalecer los vínculos entre trabajadores y jefes, a fin de que los líderes prosigan contando con el apoyo del equipo en aquellos días bastante difíciles que van a venir. “Si comprendemos la cultura corporativa como “el hacer” de una organización, toda celebración o bien celebración aporta en la creación de experiencias que basan una identidad compartida, más todavía si estas se enmarcan en un entorno de distensión, como son las fiestas de fin de año”, afirma Ugaz.

A fin de que estas ideas alcancen un mayor impacto, se aconseja eludir el protocolo, reducir la sensación de existencia de jerarquías, a fin de que todos, desde trabajadores y directivos, hasta jefes y dueños, sientan que son parte del mismo conjunto.

cinco CONSEJOS PARA CELEBRAR

En estos tiempos de crisis económica, las compañías acostumbran a estimar ahorrar todo género de costos, especialmente si se está por cerrar el año. No obstante, un acontecimiento pequeño y adaptado, como un brindis, podría no cumplir con las esperanzas que se hacen los trabajadores, dañando la imagen de la compañía en frente de los cooperadores. Por ese motivo es esencial separar el presupuesto preciso con anticipación para aprovechar esta data como una pausa ya antes de iniciar el año próximo con más energía. Estos son cinco consejos para organizar la Navidad corporativa de forma exitosa.

1. COMUNICACIÓN. Es preciso que la compañía comunique de forma clara las actividades que se desarrollarán con ocasión de las fiestas. Sea una celebración, un almuerzo, una actividad de ayuda social o bien armar nacimientos y árboles propios de las datas, los trabajadores deben confirmar su participación desde un principio.

dos. AMBIENTE. Lo primero es crear un entorno en el que todos sientan que está por venir la Navidad. Es esencial decorar la compañía con elementos navideños, como árboles, nacimientos o bien elementos alusivos a Papa Noel. Para promover la inventiva, se puede promover un concurso entre áreas para delimitar qué unidad realizó la mejor decoración.

tres. DIVERSIÓN. Promover juegos recreativos, como el del “amigo secreto”, resultan entretenidos y contribuyen a que los empleados de diferentes áreas se conozcan entre sí. Se debe delimitar un responsable de animar a los participantes, a fin de que absolutamente nadie se quede sin “amigo secreto”. Se puede delimitar desde el comienzo montos razonables para los regalos.

cuatro. ACTIVIDADES. Una forma de asegurar la participación entusiasta de un conjunto esencial de trabajadores, es festejar una actividad singular para aquellos que son progenitores. Otra idea que ayuda a alinear los valores de la compañía con los de los trabajadores es hacer actividades de ayuda social, como llevar regalos a pequeños de escasos recursos.

cinco. ESPECIAL. Como la meta es que sea una tarde o bien una noche singular, se puede contratar a empresas expertas en esta clase de celebraciones corporativas. Asimismo se puede organizar un camino fuera de la urbe o bien un restaurant donde se puedan hacer otras actividades alén de comer. Es asimismo una forma de retribuir al cooperador por el duro trabajo en el año que pasó

La asesora chilena Adecco ha efectuado estudios que revelan que el 72% de los trabajadores estima que las celebraciones mejoran las relaciones en la compañía, lo que reafirma que es una buenísima instancia para producir nudos internos que se ven traducidos en mayor productividad y compromiso. Por su parte, la proximidad de estas fiestas con el final del año, dejan valorar y festejar los logros del equipo y  establecer metas para los meses siguientes.
¿De qué forma se festejará la Navidad en su empresa?

0 comentarios: