Los seis rasgos de personalidad que pueden delimitar tu éxito profesional

Escrito por Jesus Dugarte en
¿Eres curioso, minucioso y competitivo? ¿Tienes asimismo cualidades más enigmáticas como “alta capacidad de adaptación”, “aceptación de la vaguedad y de “tolerancia al riesgo”?

Si es de este modo, ¡felicitaciones! De pacto con una nueva investigación en sicología, esas 6 peculiaridades conforman una personalidad de “alto potencial” que te van a llevar lejos en la vida.

La verdad, como es lógico, tiene ciertos matices más. Resulta que esas peculiaridades, en demasía, pueden complicar tu desempeño y, por ende, el auténtico secreto del éxito puede radicar en saber precisamente dónde caes en cada fantasma y de qué manera sacar el mayor provecho a tus fortalezas y administrar tus debilidades.
Este nuevo enfoque promete ser un paso esencial en los sacrificios por comprender la manera compleja como nuestra personalidad afecta nuestra vida laboral.
los intentos de captar nuestra personalidad en el trabajo han tenido resultados controvertibles.

Partiendo de la idea de que los avances recientes en sicología podían rendir mejores frutos, los sicólogos Ian MacRae y Adrian Furham, estudiosos del University College de la ciudad de Londres, han conseguido identificar 6 rasgos que se vinculan de forma consistente con el éxito laboral y que ahora han combinado en el Inventario de Rasgos de Alto Potencial (HPTI, por sus iniciales en inglés).

MacRae apunta que cada rasgo puede tener asimismo sus inconvenientes y excesos, lo que desea decir que hay un valor perfecto para cada uno de ellos.

Resalta que la relevancia relativa de cada rasgo viene determinada por el género de trabajo que la persona hace, con lo que la medida inmejorable debe amoldarse a esas condiciones particulares.

Tomando esto en cuenta te contamos cuáles son esas 6 peculiaridades de tu personalidad que te pueden llevar al éxito laboral.

1.- Minuciosidad

La gente minuciosa se asegura de cumplir sus planes al pie de la letra.
Son buenos en el momento de supervisar sus impulsos y en rememorar la sabiduría de sus resoluciones para el largo plazo. Tras el factor intelectual, este rasgo está considerado como uno de los mejores indicadores de los resultados que la persona alcanzará en su vida como, por servirnos de un ejemplo, el éxito en los estudios.

La minuciosidad es un rasgo útil para las labores de planificación estratégica.
En el entorno laboral, la atención a los detalles es esencial para una buena planificación estratégica mas en demasía puede transformarte en alguien demasiado recio y también inflexible.

dos.- Capacidad de adaptación

Todo el planeta se encara a situaciones que producen ansiedad mas quienes tienen gran capacidad de adaptación pueden trabajar con más sencillez bajo presión, sin dejar que esto afecte de manera negativa su comportamiento y resoluciones.
Las personas que no tienen una buena dosis de este rasgo semejan tener un desempeño pobre en el trabajo mas sus efectos pueden atenuarse con una mentalidad apropiada.

Múltiples estudios señalan que ser capaces de reenfocar una situación agobiante como una fuente potencial de desarrollo más que como una amenaza a nuestro bienestar puede asistir a las personas a recobrarse de estas experiencias de una manera más veloz y productiva.

tres.- Aceptación de la vaguedad

¿Eres de las personas que prefieren que sus labores sean predecibles y están bien definidas o bien gozas de lo ignoto?

La capacidad para manejarse en situaciones de inseguridad deja reaccionar frente a los cambios con más sencillez.

La gente con alta tolerancia a la inseguridad puede agregar muchos puntos de vista ya antes de tomar una resolución, lo que desea decir que son menos dogmáticas y tienen creencias más matizadas.

“La poca tolerancia a la vaguedad puede considerarse como un género de característica dictatorial. Ellos procuran sintetizar mensajes complejos en un solo punto, lo que puede ser un rasgo habitual del liderazgo destructivo”, afirma MacRae

Alguien que puede admitir la vaguedad va a tener sencillez para reaccionar a los cambios, como un escenario económico alterable o bien la aparición de nuevas tecnologías, y hacer en frente de inconvenientes complejos.

Una baja capacidad para admitir la vaguedad no siempre y en toda circunstancia es algo negativo. En ciertos temas, como los relacionados con las leyes y regulaciones, puede ser mejor emplear un enfoque ordenado que deje solucionar todos y cada uno de los detalles en el proceso.

cuatro.- Curiosidad

Equiparado con otros rasgos mentales, de alguna forma la curiosidad ha recibido poca atención por la parte de los sicólogos.

La curiosidad te ayuda a aprender con más sencillez y aumenta tu satisfacción general con el trabajo.

No obstante, investigaciones recientes apuntan que un interés inherente en nuevas ideas trae muchas ventajas al sitio de trabajo: puede representar que eres más creativo y flexible en los procedimientos que utilizas, te ayuda a aprender con más sencillez y aumenta tu satisfacción general con el trabajo.

Un exceso de curiosidad, no obstante, asimismo puede llevarte a tener una “mente de mariposa”, volando de un proyecto a otro sin concluir de ejecutarlos.

cinco.- Tolerancia al peligro

¿Evitarías una confrontación potencialmente desapacible o bien prefieres ir adelante ante ella a sabiendas de que el malestar a corto plazo resolverá la situación y va a traer beneficios en un largo plazo?
La capacidad para hacer en frente de situaciones bastante difíciles es crítica para los puestos gerenciales donde precisas tomar resoluciones para favorecer el bien general, aun cuando debes hacer en frente de una fuerte oposición.

seis.- Competitividad

Hay una frontera fina entre combatir para conseguir el éxito personal y entrar en una situación poco saludable de celos por el avance de otros.

En su mejor faceta, la competitividad puede ser una potente motivación que te lleva a hacer el ahínco auxiliar preciso para lograr una meta. Su peor cara, no obstante, puede llevar a la rotura del equipo de trabajo.

El exceso de competitividad puede llevar a la rotura de los equipos de trabajo.
Juntos, estos 6 rasgos poseen la mayoría de lo que hasta el momento se sabe sobre los muchos atributos que influencian el desempeño laboral, especialmente para aquellos que tienen su mirada puesta en situaciones de liderazgo.

Prácticamente todas y cada una de las personas van a caer fuera del rango perfecto de ciertos de estos rasgos mas eso no tiene por qué razón ser un inconveniente si tenemos colegas que puedan reprimirnos.

MacRae ya ha ratificado el HTPI en múltiples campos, haciendo seguimiento al desempeño de directivos de multinacionales a lo largo de múltiples años.
Si bien la investigación prosigue en desarrollo, un artículo académico publicado el año pasado probó que estos rasgos pueden pronosticar medidas subjetivas y objetivas de éxito.

En un análisis, las contestaciones de los participantes explicaban en torno a 25% de la alteración de los ingresos de los participantes.

En ese estudio, la competitividad y la aceptación de la vaguedad resultaron ser los indicadores más fuertes del ingreso económico que cada persona recibía, al paso que la minuciosidad parecía ser el rasgo que mejor dejaba pronosticar los niveles de satisfacción subjetiva.

0 comentarios: