Las posturas del poder: de qué manera el lenguaje anatómico influye en el éxito

Escrito por Jesus Dugarte en
El lenguaje anatómico tiene un fuerte impacto, tanto físico como psíquico. Saber manejarlo nos va a ayudar a acrecentar la autoestima y el desempeño laboral
Las poses anatómicos son una rica fuente de comunicación no verbal, si bien van considerablemente más allí. La manera de sentarnos, de levantarnos, de saludar, de tocarnos el pelo o bien de estar de pie escuchando a alguien influye de forma directa en el comportamiento, en la imagen que el resto crean de nosotros y también, aun, en la producción hormonal. Todo ello de forma inconsciente, mas eficiente, como mantienen la mayor parte de investigaciones sobre este tema llevadas a cabo por sicólogos y neurocientíficos.

El lenguaje anatómico tiene un fuerte impacto, tanto físico como psíquico, con lo que llegar a supervisarlo y manejarlo apropiadamente, conforme el contexto en el que nos hallemos, puede marcar la diferencia entre el éxito y descalabro profesional (o bien aun, entre ligar o bien no). Conforme las últimas investigaciones, las diferentes poses están asociadas a cambios fisiológicos relacionados con el desempeño y la seguridad en uno mismo.

Continuar de pie con las manos sobre una mesa y tenuemente reclinado cara adelante, con las manos en las caderas o bien sentado con la espalda y los hombros erguidos, aumenta los niveles de testosterona y reduce los de cortisona (la hormona del agobio). Y es que, como matiza la sicóloga Sian Beilock en su libro Choke: What the Secrets of the Brain Reveal about Getting It Right When You Have To, “apenas hay una separación entre el cuerpo y la psique, como se acostumbraba a pensar. Nuestra forma de movernos y de poner nuestro cuerpo afecta a la forma de meditar, a la confianza y a la percepción del resto sobre nosotros”.

Cambios fisiológicos

Los niveles altos de testosterona están relacionados con una mayor confianza y un comportamiento más violento, como concluye el estudio Power Posing: Brief Nonverbal Displays Affect Neuroendocrine Levels and Risk Tolerance. Por otro lado, la baja producción de cortisona, a través de posturas en las que se trata de ocupar el mayor espacio posible, eludiendo cruzarse de piernas o bien de brazos, contrarresta las expresiones de nerviosismo y, por consiguiente, asimismo el agobio. Otras de las llamadas como power pose (posturas de poder o bien autoridad) deben ver con las expresiones faciales, o bien más bien por la ausencia de ellas, puesto que cuantos más ademanes hagamos con la cara o bien cuanto más nos la toquemos, más va a aumentar la sensación de inseguridad.
Distintas poses están asociadas a cambios hormonales relacionados con el desempeño y la seguridad en uno mismo

Tocarse las uñas o bien cruzar los dedos asimismo indica falta de confianza, como poner los pies cara dentro o bien esconder las manos (así sean en los bolsillos o bien en el regazo). Estar sentado con las piernas juntas tampoco es señal de seguridad o bien control. Unas cuestiones que, de ser tenidas en cuenta, pueden determinar el resultado de una entrevista de trabajo, conforme aseguran los especialistas. Gesticular es positivo para dar sensación de productividad y competencia, como pasear veloz, mas siempre que no se abuse de ellos y se trata de practicar la moderación.

Empatía y verosimilitud

Los últimos estudios sicológicos dan poco a poco más relevancia a estas posturas, puesto que de ellas depende la empatía que se produzca en los interlocutores al probar aproximadamente pasión y verosimilitud. 2 aspectos claves para lograr el éxito laboral o bien vital. No obstante, como matizan estos especialistas, resulta complicado romper con los hábitos del lenguaje anatómico, con lo que no son pocos de los altos ejecutivos que cuentan con un entrenador en power pose.

Las poses del poder asimismo tienen una relación directa con los peligros que tomamos. Cuanto más dados seamos a tomar estas posturas de autoridad, menos complejos se van a tener en el momento de tomar resoluciones peligrosas. Además, la especialista Dana Carney, maestra de sicología en la Universidad de Columbia, agrega que “ayudan a concentrarse y meditar con mayor claridad”. “He escuchado muchas anécdotas de de personas que empezaron a emplear poses de poder en su vida rutinaria y no solamente les asistió a resguardarse de la contestación fisiológica al agobio, sino, en una entrevista de trabajo, lograron altas calificaciones y puestos mejores a los que optaban en un principio”, asegura la maestra y entrenador.

0 comentarios: