Descubre de qué forma ser más eficaz con la administración del tiempo conveniente

Escrito por Jesus Dugarte en
Si te afirmamos que de una administración del tiempo conveniente va a depender tu eficacia y del éxito de tus empresas, no es nada novedoso. No obstante, sí que hay una serie de consejos que debes incorporar en mayor o bien menor medida, según tus necesidades, para obtener un mayor rendimiento y lograr los resultados optimizados al máximo en tus proyectos.

Encuentra tu camino

El primer y más valioso consejo que alguien te pueda dar sobre la gestión del tiempo para lograr la eficiencia es, sin duda, el que se aplica a ti. Cada persona tiene una forma de ser que le describe como tal. Es decir, que tú eres tú, y un compañero de trabajo es él. Así pues, no todas las recetas que sirvan para ti valdrán también para él.
Piensa que, a la hora de gestionar tu tiempo, lo mejor que puedes hacer es ver cuáles son tus fortalezas y debilidades, estudiar tu desarrollo personal y profesional, establecer cuáles son tus objetivos y con qué herramientas los quieres lograr, así como visualizar tus rutinas, capacidades y necesidades.

De esta manera, la primera persona que puede decidir cómo gestionar y emplear el tiempo para obtener la máxima eficiencia es uno mismo, por lo que es importante que hagas un ejercicio  de reflexión y autodescubrimiento,  para poder aprovechar al máximo cada minuto del día.

Diferencia la gestión del tiempo del tiempo libre

La gestión del tiempo para la eficiencia es muy importante. Por lo tanto, debes estipular tus horarios y cumplirlos según un plan establecido para lograr los estándares de efectividad, productividad y calidad necesarios.

Por otro lado, también es importante diferenciar tu tiempo libre. Durante los ratos que estés ocioso debes relajarte, olvidar el reloj, despejar totalmente la mente y disfrutar de cada segundo sin saber que, en realidad, está pasando. Es muy importante que seas capaz de desconectarte por completo de tus preocupaciones. De otra forma, tu vida se puede convertir en un ir y venir constante de responsabilidades, que no te permita

respirar y encontrar tu desarrollo personal.

Cumple tus tiempos

Si has creado un calendario de acción para lograr tus objetivos maximizando tu eficiencia, sé responsable y cumple los tiempos. Es decir, que tienes que priorizar de forma sensata, estar concentrado mientras realizas tus labores, delegar en caso de que sea necesario, no dejar tareas para más tarde, decidir la importancia de cada fase temporal y llevarlas a cabo con diligencia.

No olvides que si la organización del tiempo no es correcta, aparecerán constantemente problemas que necesitan solución inmediata, lo que retrasará otras tareas, debiendo dejarlas para más tarde. Al final, puedes provocar un trabajo acumulado semejante a una gran bola de nieve que ves caer por la montaña, sin sitio para esconderte de ella.

Crea tus propios hábitos

El ser humano está habituado a las rutinas. Por lo tanto, es necesario que creemos una conciencia del hábito, de lo contrario, todo será mucho más difícil.

En realidad, gestionar el tiempo para ser más eficiente es, en gran parte, cuestión de hábitos. Tienes una agenda que cumplir y unos periodos estipulados para cada tarea. No es complicado. De esta forma, podrás encontrar un equilibrio entre tu vida personal y laboral, disfrutar del tiempo libre y ser mucho más productivo durante las horas de trabajo.

Según dicen los psicólogos, una vez que se ha pasado 21 días realizando una labor similar, la mente acaba por asociar el hábito. Esa será tu meta cuando afrontes un nuevo proyecto. Después, todo será más sencillo.

Crea metas razonables

Para ser eficiente es preciso gestionar el tiempo de forma sensata y razonable. Si tus metas son excesivamente exigentes, podrían no verse cumplidas, creando un fracaso enorme y una sensación de desaliento y frustración difícil de aceptar.

Es interesante saber que  un objetivo final complejo y lejano se obtiene  a base de realización de otras metas más sencillas y aceptables. Ir superando cada fase será un buen aliento para tu motivación y la de tu equipo, en caso de que lo hubiera. Además, una vez logradas, el premio final será muy agradable y exitoso.

Capacítate

Es necesario que te capacites para conseguir una gestión del tiempo adecuada en pro de una eficiencia excelente. De este modo, necesitas aprender a priorizar. Pero no es lo único. Además de conocer y ordenar según temas de importancia, es necesario delegar, saber planificar con sentido común y crear programas realizables y exhaustivos, conocer tus carencias, y también saber decir no.

Crea tus propios ritmos

Como decíamos anteriormente, cada persona es un mundo. En este caso, puede ser que tú rindas más en un determinado período del día. Así pues, será necesario que adaptes tus capacidades y ritmos a una gestión del tiempo adecuada.

Una persona que rinde mejor por las mañanas, necesitará adaptar sus horarios a las fases matinales, debiendo hacer los trabajos más duros y concienzudos en esa franja. Los que prefieren las tardes e incluso noches, han de ceñirse a esos momentos del día para optimizar la eficiencia y productividad.

Cuida tu mente

Piensa que en una mente ordenada, la gestión del tiempo es mucho más eficaz, eficiente y productiva. Por contra, un cerebro que no se centra y no es capaz de discernir y separar el polvo de la paja, tendrá muchos más problemas para encontrar el éxito en sus proyectos.

Sé flexible

Una gestión del tiempo adecuada requiere cierta flexibilidad. Es decir, que aquello que planificaste en un primer momento, llevado a la práctica, puede no ser funcional. En este caso, hay que tener suficiente cintura para ser capaz de corregir errores y adaptarlos mejor a la realidad, logrando en el proceso una mayor efectividad.

Usa tu desarrollo personal y profesional

En realidad, los seres humanos estamos constantemente gestionando nuestro tiempo. Tanto a nivel profesional, como personal, aprovechamos las horas de una forma determinada según nuestra personalidad, nuestros gustos y nuestras aficiones. Simplemente debemos ser coherentes con nosotros mismos, y todo saldrá bien.

Deseamos que estos consejos sobre la gestión del tiempo en tu búsqueda de la eficiencia te hayan parecido interesantes. Aprovéchalos e impleméntalos en tus horas de estudio o bien trabajo, y vas a ver como mejora tu productividad.

0 comentarios: