¿De qué forma influye el trabajo en nuestro cerebro?

Escrito por Jesus Dugarte en
Si bien es posible pronosticar el éxito de nuestra administración desde nuestras competencias, hay algunas variables físicas que no debemos pasar por alto.Entre estas variables se hallan ciertos datos relacionados con nuestros cerebros que debemos conocer. Sabemos que el cerebro es unos de los órganos más esenciales de nuestro cuerpo, con lo que es esencial tomar en consideración que se nutre de glucosa, su primordial fuente de energía, que de manera conjunta con el oxígeno forman los elementos para un adecuado funcionamiento cerebral.

Desde esta premisa, diferentes estudios han probado que no es posible sostener la concentración a lo largo de ocho horas seguidas pues nuestros niveles de energía se marchan gastando conforme hacemos labores que requieren un enorme esmero mental.

La sección que más emplea energía de nuestro cerebro es la corteza prefrontal, debido a que es la zona del cerebro donde se centra una gran parte de las actividades que requieren nuestra concentración como la capacidad de tomar resoluciones, la resolución de inconvenientes, y la creatividad; además de esto es la última zona del cerebro que se desarrolló en nuestro proceso evolutivo. No obstante, las actividades de concentración no son las únicas que pueden terminar con la energía de esta zona, los altos niveles de agobio pueden consumir toda la energía de la corteza prefrontal.

No todos los modelos de labores consumen exactamente el mismo nivel de energía; se ha probado que las labores repetitivas acostumbran a desarrollarse desde la zona más vieja del cerebro: los ganglios basales, los que requieren menos energía para marchar. Estos se hallan a los lados del tálamo, a la altura del lóbulo temporal.

Podemos inferir que entre las actividades que más consumen energía están: examinar, priorizar y planear. Para absolutamente nadie es un secreto que al final del día hay actividades que nos implican mayor esmero y que al dejarlas para la mañana siguiente las desarrollamos con sencillez y en menor cantidad del tiempo.

Por tal razón, lo recomendado es que emplees las primeras horas de la mañana para efectuar aquellas actividades que impliquen emplear la corteza prefrontal y en la tarde aquellas labores repetitivas. Del mismo modo, en el momento en que te sientas agotado mentalmente, es conveniente tomar una bebida azucarada o bien dar un camino por una zona extraña a nuestra sitio de trabajo.

0 comentarios: