Consejos para aprender a negociar y prosperar en el trabajo

Escrito por Jesus Dugarte en
Seguro que en más de una ocasión has pensado en negociar algo en tu puesto de trabajo o bien en el momento de lograr trabajo como algo intimidante. Tal vez sea pues hasta el instante no se ha presentado la ocasión para ti mas te aseguro que no es algo tan bastante difícil como puede semejarte. ¿Piensas que no sabes hacerlo? Tal vez varios consejos te puedan asistir.

Ya antes de comenzar

Como en otro aspecto del planeta laboral una buena preparación es algo esencial. Estudia bien la propuesta que deseas hacer o bien el tema sobre el que deseas tratar para poder encararte a cualquier duda que se proponga. Además de esto, identificar los puntos fuertes y enclenques de tu interlocutor puede asistirte a adelantar su posible contestación a la cuestión que propones.

Sé claro

Expón desde un inicio la meta que deseas lograr. Charlar claro es algo valoradísimo y no desea decir que hayas de ser inflexible y negarte a cualquier otra alternativa que puedan ofrecerte. Además de esto el proponer opciones alternativas a tu demanda inicial en las que las dos partes seáis favorecidas puede aportarte considerablemente más a posteriori.
Escucha a la otra parte

Ceder no es malo. Y es que, si la negociación es un diálogo, precisas conocer cuál es la postura de la otra parte sobre lo que estás proponiendo. Algo que puede ser de mucha ayuda es hacer una lista de cosas a las que puedes abandonar para lograr tu objetivo. Presentar este género de opciones hace más fácil hallar puntos en común a lo largo de la negociación.

Establece tus límites

Saber hasta dónde puedes llegar es prácticamente tan esencial como saber ceder y charlar claro. El que tengas claros tus límites desde el principio de la negociación te va a ayudar a establecer el espacio para negociar. Saber decir que no asimismo es algo positivo.

Tómate tu tiempo

Las negociaciones no siempre y en toda circunstancia son veloces. A veces es posible encontrarse con negativas, mas eso no desea decir que sea un descalabro sino se precisa más tiempo para lograr un pacto.

Deja las emociones al lado

Si bien en una negociación estés defendiendo tu interés personal debes eludir que tus emociones influyan en el proceso. Dejarte llevar por ellas en un instante vital puede hacer que te desvíes de tu objetivo.

Ni campeones ni vencidos

Una negociación triunfante no es aquella en la que logras todos tus objetivos al primer intento. Tu negociación va a haber sido un éxito si al lograr tu objetivo has logrado asimismo que la otra parte se favorezca de ello.

Como puedes ver aprender a negociar en tu sitio de trabajo puede asistir a que tu experiencia en el planeta laboral sea mucho mejor. Con una buena preparación y práctica vas a poder encararte a todas y cada una de las negociaciones que puedan hacer prosperar tu situación como trabajador.

0 comentarios: