8 consejos para subsistir a una entrevista de trabajo

Escrito por Jesus Dugarte en
Si entre tus planes está buscar un nuevo trabajo y las entrevistas te provocan nervios, acá te damos unos consejos a fin de que sea triunfante.

Si buscas empleo y haz conseguido lograr una entrevista, te dejamos ocho consejos para ‘sobrevivirla’.

¿Estás seguro que ese trabajo es para ti?

Ya antes de lanzarte al ruedo, estudia las necesidades de la compañía y valora de forma prudente si el puesto en el que estás interesado es verdaderamente para ti. No es suficiente con tener buena actitud, es preciso que tengas las destrezas, en lo que se refiere a habilidades, conocimiento y experiencia.

Tu CV es tu primera impresión para el reclutador

Tu hoja de vida es tu carta de presentación y la que te va a abrir las puertas para una entrevista laboral. No debes escatimar en sacrificios para desarrollar un CV atrayente, que destaque tus competencias y habilidades y que te abra el camino entre los reclutadores.

Si bien existen diferentes pasos para edificar un buen currículo, estos son ciertos consejos básicos:

Sé breve y brev. Resalta la información educativa y la experiencia laboral más relevante.

Define una estructura que facilite la lectura.

Agrégale una fotografía actualizada y formal.

Resalta tus conocimientos en ti.

Intégrala con algún diseño gráfico que la haga atractiva, bonita y sobria. Procura que el diseño refleje tu personalidad.

Estudia sobre la compañía y qué puedes aportarle

Es esencial que estudies sobre la compañía, sus dueños, su historia, los servicios y/o productos que ofrece. Prosigue a la compañía en redes sociales, adquiere sus productos y pruébalos, o bien habla con personas que hayan trabajado allá.

Cualquier información es útil, puesto que te dejará charlar con propiedad a lo largo de la entrevista de trabajo.

Esto es, llénate de razonamientos para persuadirlos de que eres su mejor aspirante.

Ten presente que la presentación es clave

Así sea para una entrevista presencial o bien virtual, debes proyectar una imagen seria y profesional: elige de forma conveniente tu ropa y plánchala; arregla tu pelo, limpia las uñas de tus maños, lava tu boca y limpia tus zapatos.

Semeja obvio, mas no lo es.

Si vas a efectuar una entrevista on-line, organiza tu ambiente a fin de que el espacio se vea limpio.

Está atento al lenguaje verbal y no verbal

En el momento de charlar con los reclutadores, cualquier comunicación es esencial, así sea verbal o bien no verbal.

Comunicación verbal: Siéntete cómodo y habla con calma, mas no te sobrepases. Sé afable y cordial, mas no confianzudo. Si estás aplicando a algún cargo técnico, con conocimiento especializado, deja ver tu dominio del tema en la terminología que emplees. Evita las ‘muletillas’ como “este”, “eh”, “o sea”, entre otros muchos. Además de esto, intenta ser claro en tus ideas, no des vueltas, no interrumpas si no es preciso intervenir y asegúrate de contestar a lo que se te pregunta.

Comunicación no verbal: Debes reflejar confianza en el momento de pasear. Endereza tu espalda, levanta la cabeza y siempre y en todo momento mira a los ojos. Evita los abrazos y da un apretón de manos. No importa si eres hombre o bien mujer, hazlo con solidez y seguridad. Siéntate con calma, cruza tus piernas si te sientes más cómodo y no ocultes las manos. Evita las ‘muletillas’ anatómicos, como sujetar tu pelo, morderte las uñas o bien desplazar las piernas o bien el pie de forma apremiante, en señal de impaciencia o bien ansiedad.

Te invitamos a leer el libro ‘What Every Body Is Saying’, si quieres conocer más sobre las buenas prácticas de la comunicación no verbal.

Haz una lista de posibles preguntas

Aquí te dejamos ciertas con las que puedes practicar tus respuestas:

¿Cuáles son tus fortalezas?

¿Cuáles son tus debilidades?

¿Por qué razón deseas trabajar para nosotros?

¿Dónde te ves en 5 y 10 años?

¿Por qué razón deseas dejar tu empleo actual?

¿Qué puedes ofrecernos que otros aspirantes no tengan?

¿Por qué razón no trabajabas en estas datas?

¿Cuáles son 3 cosas que tu actual supervisor quisiese progresar en ti?

¿Estás presto a mudarte?

¿Estás presto a viajar?

Aun, el diario destaca que hay que prepararse para preguntas extrañas que procuran explorar tu inventiva y capacidad de improvisación. Por ejemplo: “¿Quién ganaría en una batalla entre Spiderman y Batman?”. ¿Cuál sería tu contestación?

Haz preguntas, prueba interés.

Tú asimismo puedes preparar ciertas preguntas sobre la compañía y aprovechar la ocasión para aclarar tus dudas sobre el cargo. Esto probará tu interés en el proceso y te distinguirá de otros aspirantes. Si preguntarás por temas como el sueldo, hazlo con tacto. Si la compañía te da la ocasión de hablarlo, sé franco en tus aspiraciones salariales, mas no dejes la sensación de que tu interés se centra en el dinero.

Después, ¿qué?

Cuando has terminado la entrevista laboral, podrías irte a casa a aguardar la contestación o bien anotar un punto a favor tuyo mandando un correo de agradecimiento a los reclutadores por haberte tenido en cuenta en el proceso.

Mas, si tras todo este proceso no eres elegido, eso no significa el final. Vuelve en tus pasos, identifica exactamente en qué punto puedes progresar y ¡vuelve a procurarlo!

0 comentarios: